viernes, 16 de agosto de 2019

Anetadocamilo (BEATRIZ BASCOY).




Hace tiempo, tuve la suerte de admirar una exposición de pintura en el Centro Sociocultural del Ensanche, en la calle Frai Rosendo Salvado de la Capital Compostelana, La autora de la muestra era una para mi desconocida; "anetadocamilo"..

(BEATRIZ BASCOY).







La verdad es que a la vista de aquellas obras, impactantes, repletas de colorido, y ganas de vivir, que gritaban desde las paredes donde permanecían expuestas ante los atónitos ojos de los que nos parábamos a contemplar las pinceladas, unas veces agresivas, llenas de osadía, y otras tiernas y casi diría que tímidas, no pude resistirme, y realicé una entrada en este mismo blog, que ha permanecido en el limbo de la red, hasta que hace un par de meses, la protagonista de la misma se puso en contacto conmigo para agradecerme mi crítica.
Como soy, decía mi padre que en paz descanse, "Culo de mal asiento", y siempre estoy buscando, e indagando, pensé que realizar una muestra compartida de mis fotografías y sus oleos, podría resultar atractivo para el público que durante los tres días de Agosto, visita el recinto ferial de Los Pendellos, de Agolada, así que sin dudarlo, le hice la proposición en estos mismos términos, que afortunadamente Beatriz aceptó, sin conocernos de nada. en mi caso, por puro egoísmo de atraer a nuestra muestra su talento, y poner de realce con sus obras, mis desvaríos fotográficos, ella, pues francamente no lo tengo muy claro, quizás le picaba la curiosidad de conocerme, y de paso conocer los Pendellos, y por qué no, también encontrar nuevos caminos por los que adentrarse para seguir compartiendo con todos nosotros lo que mejor sabe hacer; PINTAR.



Ahora, una vez ya recogida la muestra, y después de habernos conocido y compartido una más que interesante y gratificante experiencia, me entero, y quedo sinceramente impactado, que una de sus obras ha sido seleccionada por el jurado internacional del prestigioso  concurso internacional Mixed Media 2019, que Pébéo la empresa de pinturas y material de arte fundada en 1919, viene organizando en Londres, desde hace más de veinte años, y al que se presentan artistas del mundo entero.

Así que en este evento artístico  al que concurren cien artistas de países tan dispares, como Francia, USA, Corea, o Méjico, y cuyas obras se exponen en la Menier Gallery Londinense, este año, concurrirá nuestra netadocamilo, nuestra Beatriz Bascoy, optando a uno de estos tres primeros premios dotados con 3000, Dos mil y mil libras respectivamente., y cuyo resultado final se hará público el próximo día 1 de Octubre.


Muchísima suerte, mi más sincera enhorabuena a la artista, y desde luego para mí un placer y un honor haber compartido humildemente espacio con sus maravillosas obras.
Y por cierto sigue cumpliendo con tus principios y continua ejerciendo plenamente esa maxima de;

PINTO PORQUE ME PETA....





Y por cierto como inmenso e incalculable valor añadido al haber podido conocer a Beatriz, quiero y tengo que destacar la visita que realizó con una amiga "Isa",el pasado Domingo, a pesar de la lluvia y el mal tiempo, acompañada de dos futuros artistas, cuyo talento es innegable, y que no solo nos acompañaron y nos dejaron sus risas, sus juegos y ocurrencias, sino que nos regalaron un par de magníficos dibujos que dejamos expuestos con nuestras fotos y oleos hasta la retirada de la muestra, cumpliendo promesa y la palabra dada.



Aqui os dejamos los trabajos de Martiño  y Brais Caneda Lopez, enhorabuena, y ojalá que en el futuro no muy lejano podamos admirar sus obras y creaciones en una prestigio galeria de art, como artistas ya consumados, quien sabe. 










   

 os dejo las Bases publicadas de este certamen internacional......
Exhibición en Londres: Del 1 al 4 de Octubre de 2019 1. Reglas: Cada artista puede someter a consideración solamente un trabajo. Medios aceptables: Cualquier combinación de pinturas y auxiliares en lienzo, cartón, madera, metal, plástico o acrílico (esculturas también serán consideradas) en todos los casos, se deberán usar únicamente productos Pébéo. 


El trabajo sometido a consideración no deberá exceder de 1.5 metros en su lado más largo y no más pesado de 10 Kilogramos. No hay restricción de edad de los participantes, sin embargo todos los trabajos serán juzgados exclusivamente por su mérito artístico. Se aceptan colaboraciones, por favor incluir ambos nombres en el formulario de registro.





  La fotografía del trabajo deberá cumplir con los lineamientos de fotografía de la obra. La fotografía de la obra será revisada para verificar que efectivamente cumple con los requisitos señalados. Si el trabajo no se encuentra en la Galería del formulario de registro después de una semana lo más probable es que la foto no cumplió con los lineamientos. 2. Los artistas seleccionados serán notificados a más tardar el 15 de Agosto y recibirán instrucciones específicas para el envío de su obra a Londres y para recogerlo después de la exhibición, así como toda la información relativa a la exposición. Todos los gastos relativos al envío y recolección de la obra a Londres y de regreso al país de origen serán a cargo del artista. 3. Si no ha sabido de nosotros hasta el 16 de agosto, suponga que no ha sido seleccionado esta vez. 4. Si bien tomaremos todos los cuidados razonables para cuidar los trabajos enviados para exhibición mientras se encuentran bajo nuestro cuidado, no se puede responsabilizar por daños accidentales, se aconseja a los artistas que organicen su propia cobertura de seguro, si es necesario. 5. Las fotografías de las obras expuestas se publicarán en el catálogo de la exposición y podrán ser utilizadas por Pebeo para la promoción de esta y otras exposiciones de Pébéo, en las redes sociales. 6. Los ganadores de los premios en efectivo serán seleccionados por un jurado de profesionales independientes del mundo del arte. juzgarán los trabajos personalmente en la galería y los ganadores serán anunciados en la noche VIP el 1 de de Octubre de 2019.

martes, 13 de agosto de 2019

BIBLIOTECA ABERTA.





AO PÉ DO FRELO
A BIBLIOTECA ABERTA .
Recoñezo que no tema dos libros milito abertamente no campo da imparcialidade dos que os aman ata a morte polo que inevitablemente non podemos resultar xustos nun debate sobre as súas virtudes ou defectos, sempre voume decantar a favor do libro aínda que sexa malo.






Dende que ala os meus dez, doce anos, escapabame da casa para adentarme nos pasadizos do vello mercado popular das rúas do barrio da Elvira, en Granada, preñadas de meos de gatos e sombras,  e ía o posto do Manolo o periodista, porque vendía periódicos e revistas, a cambiar os tebeos xa lidos por outros novos e dous reales, a miña fidelidade e devoción pola lectura, os libros e o seu característico cheiro a tinta e papel, "Chanel do numero cinco" para min, foi inquebrantable e substituída anos mais tarde polo cartón dun rústico carne de biblioteca con foto, da biblioteca municipal dos" Cuatro Caminos" alí, baixo  o adefesio do  coñecido escalectrix madrileño , onde chegamos todos nos cos meus pais.


Co  tempo ía ser a Biblioteca Nacional, cos seus inmensos fondos editoriais tralas escalinatas de mármore e as columnas neoclásica  a que acollería os meus desvaríoos de coñecer e ler coma un rato de biblioteca mais perdido entre as inmensas estanterías cargadas de saber que semellaban chegar ata o ceo e que nas tardes frías de saraiba e rúas molladas gustaba en fantasiar pensando  que aqueles pasillos e pasadizos eran ideais para rodar unha película de suspense, e aquelas mesas de madeira nobre e lustrosa polo roce de tantos lectores.

A miña devoción e fidelidade polo libro fora apuntalada pola librería Lecto da cidade universitaria e a súa creación da "Conta libro". Ti podías comprar os que precisabas e tan so tiñas que pagar 25 pesetas ao mes. Anos mais tarde xa vivindo en Noia, recordo contarlle o vello libreiro Sr. González, na desaparecida libreira da rúa do Vilar, o conto, e como el, sen coñecerme de nada, agarrou un enorme libro de contas e coa súa pluma e trazo firme non tardou un segundo en preguntarme; Nome, dirección e canto quería pagar ao mes, dende entón volvín ter conta libro aberta en tanto el gañou un admirador fiel e un novo cliente.

Quizais por todo iso, non ten mérito que agora copie, salvando as distancias, a idea do meu admirado Federico, por suposto García Lorca, e a súa Barraca, coa que ía recorrendo pobos e lugares levando o seu teatro, os libros, a cultura do pobo ao pobo.

 Puxen  logo en marcha a miña Biblioteca Aberta. Libros gratis, para todos e de todos como arma de destrución masiva da ignorancia. Colla un libro e déixenos outro que xa non precise, e que pretende facer itinerante polos camiños, lugares e aldeas do noso concello, se cadra e me deixan. Todo tipo de libros, novos, vellos, grandes pequenos, contos, novelas de aventura, etc.

Poñan un libro na súa vida para ser mais felices, ou alo menos estar menos so.
Angel Utrera         

lunes, 5 de agosto de 2019

ANARQUISTAS GLOBALIZADOS EN UN MUNDO CAPITALISTA GLOBAL (XV ENTREGA Y FINAL PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES DESDE EL TERCER MUNDO)



ANARQUISTA GLOBALIZADOS EN UN MUNDO CAPITALISTA GLOBAL.-
El anarquismo como antigua forma de expresión de la libertad del hombre y su individualismo intrínseco y natural degeneró con el devenir de los siglos hacia una nueva forma de entender y concebir el mundo y sus relaciones sociales globalizadas en esta sociedad de mercados y mercaderes en el que el todo vale es la nueva consigna, el santa sanctórum de cada día.



De esta forma, como Nigromantes fagocitó obre si mismo su propio Yo, hasta rematar devorando sus propias entrañas ideológicas y filosóficas, como si se tratara de un renacido y nuevo ave fénix, una vez más un Saturno devorando a sus hijos.

Esta nueva forma de entender e imaginar las cosas, la propiedad privadas, los derechos del individuo, las relaciones humanas y la vida en sociedad, devino  en lobos solitarios, vidas atrapadas en colmenas de cemento y vidrio sucio, ciudades dormitorios, auténticos guetos donde vegetar aislados en sí mismos pero  vendiéndose en apariencia bajo un fabuloso envoltorio de papel de celofán falso, traslucido que impedía ver el fondo,  porque por  fuera resultaba  inmejorable  a los ojos de los estúpidos invisibles, los caladiños, los nuevos parias de la tierra.

Así fue como progresivamente el colectivismo social, fue sustituido por el Yo ausente, egoísta y mortal para la solidaridad, las ilusiones presentes y la ausencia de oportunidades y un futuro mejor, inventado o soñado, y por consiguiente a la postre, una utopía mas irrealizable y fantasmagórica en el que ya nadie repara ni exige a golpe de azadón sobre le tierra seca y polvorienta que nos acoge.
Las esperanzas del hombre se fueron de esta forma por el agujero negro del desagüe de los odios, frustraciones y egoísmos, hasta transformar en pesadillas los sueños más hermosos, de igualdad, fraternidad, solidaridad.

En ocasiones, activistas convencidos y recalcitrantes militantes del futuro y la esperanza, terminaron desencantados desertando, demasiados obsesionados ya con su propio bienestar e individualismo, como para imaginar aquel mundo añorado, sin leyes, ni represión, sin cortapisas para el desarrollo del placer y la vida comunitaria en  libertad de compartir todo, hasta la muerte. 



Esta nueva sociedad de la opulencia ha supuesto la desaparición progresiva de la creatividad, significando y potenciando el egoísmo a ultranza, el ejercicio pleno del Yoismo, en el que buscar la satisfacción personal es el único teorema valido y el individuo el Dios superno.

Asistimos perplejos a la aparición en primera instancia y ahora a la proliferación ya de familias mono parentales, de creencias monoteístas, de lobos solitarios, de individuos aislados, violentos per se, enemistados con todo y con todos fruto de su propia ignorancia, de su interna frustración y su fracaso como seres humanos y que se manifiestan como entes, ínfimas células cancerígenas que se desarrollan y expanden sin límite.



Libertarios de corazón, fervientes creyentes de la justicia social, la libertad y la anarquía resultan hoy un recuerdo, una estampa en blanco y negro en cualquier álbum guardado entre el polvo y las telas de araña, en cualquier baúl de los recuerdos del tiempo, ya incapaces de dar el salto en la procura de un mundo nuevo y mejor como aquel que se esperaba tras el triunfo de la revolución nacido por la fuerza de las bombas y las armas, entre el humo y la muerte en sacrificio de los que felices darían su vida a cambio de una esperanza.

Hoy todo aquello quedó en nada y el dominio del poder del dinero, el factum sagrado de los banqueros, los grandes fondos de inversión, los políticos corruptos y sus secuaces, ha transformado los principios, la ideología y la fe en el ser humano, en un producto más de mercado, por cierto putrefacto.
Angel Utrera 

domingo, 4 de agosto de 2019

CERRADO POR MELANCOLIA.



Hace ya unos años, no recuerdo exactamente cuántos, paseando por las calles del Ferrol de antes, tan rectilíneas en su uniformidad luminosa, producto de la mente cuadrada de los Ingleses  de hace siglos que imaginaron y construyeron la ciudad, me fijé en un pequeño escaparate olvidado entre portales del pasado, madera y hierro forjado, de lo que debió ser una de tantas librerías arrastradas por el modernismo y las nuevas tecnologías, una librería mas de las muchas que han ido sucumbiendo al hechizo de la ignorancia, las prisas y el culto al yo, en detrimento del sabor rancio del papel impreso de los libros y su olor a aventura y fantasías de escritores desconocidos y trasnochados.

Aquello representaba un es escenario sin actores ni publico de lo que fue en alguna ocasión un santa sanctórum de libros de los que ya nadie albergaba recuerdo ni sus estanterías lucían los más recientes, los últimos títulos editados, por no quedar ni siquiera quedaba reclamo en forma de cartelera o luminoso con el título de propiedad que recordara su historia pasada y pudiera llamar la atención del curioso impertinente viandante que se acercara como Yo mismo, ávido de escudriñar en las entrañas de lo que había de ser en otros días mejores, o por lo menos diferentes aquel antro del saber y los sueños.

Allí, detrás del cristal sucio y sin brillo del escaparate al uso con una curiosa y estudiada puesta en escena novelesca y literaria, sobre un atril de maestro y bajo un cartel en el que se podía leer; "Cerrado por Melancolía",  descubrías un ejemplar envuelto en las sombras de la obra del mismo título de un autor, para mí en aquel entonces, un desconocido cuentista Argentino de nombre: Isidoro Blauster, como pude descubrir más tarde, con calma en casa, buceando por la red, publicado en 1981.
El libro según nos cuentan las reseñas y críticas literarias rescatadas de la prensa,  es  testimonio de una época perdida y como cualquier otra, una forma mas  de organizar  la locura, contada desde aquella librería  de la cosmopolita  Argentina, la  ciudad de Buenos Aires, que debió existir en una de las galerías de la calle  San Juan de Boedo, y que ahora trasladado a nuestro Ferrol viejo, buscaba remover consciencias  y hacer una llamada al caminante que pasara delante de aquel cartel y curioseando, como Yo mismo hacía, mirara en el interior de su melancolía mas allá de las estanterías vacías y el moho amarillento del escaparate de aquel desaparecido pasado de esplendor y vida.
Si te fijabas con detenimiento, casi adivinabas las sombras de los libros marcadas sobre las estanterías y baldas de madera cubiertas de polvo y telas de arañas.  Sobre el suelo de madera apolillada aún quedaban silenciosos con sus páginas abiertas, dos o tres  libros olvidados al recoger apresuradamente y sin orden, ahora ya testimonio del valor de la nostalgia y una manifestación más de la melancolía misma en la que se sumía toda aquella escena .

En un rincón del fondo de la sala, sumida en la oscuridad del olvido sobre una mesilla de tres patas, adivinabas un par de tinteros sin tapa,  imaginé que sin tinta, tan inútiles como abandonados en el pasado del que ya no salieron, sobre las desnudas paredes desconchadas aquí y allá, sin regla, intuías algunas fotos cuarteadas de un desconocido paisaje, bailarinas ligeras de ropa en forma de calendario y el anuncio de la publicación de un best seller en grandes letras. Sobre el suelo, restos de papel estraza de envolver, y varias cajas de cartón manchadas de humedad y roídas por los ratones, amarilleando bajo el peso del tiempo.
Miraba enfebrecido como un voyeur en pleno desenfreno de lujuria y vergüenza el descubrimiento de esta derrota y mientras mis ojos viajaban de uno a otro detalle pensaba con tristeza, en la desesperación ante su pequeño gran fracaso de aquel amante de los buenos libros, mientras recogía todo, apagaba la luz, bajaba las persianas de las ventanas, y colocaba allí mismo donde seguía, aquel extraño cartel, y sobre un atril, aquel libro; Cerrado por Melancolía, mientras corría la verja de hierro encorvado en su trsiteza y echaba el cierre para siempre.

Años después, he vuelto a pasar por delante de estos restos de un naufragio asumido como propio y me ha sorprendido descubrir  que nada ha cambiado y que aquel escaparate de lo incierto sigue allí, ante nosotros denunciando tanta ignorancia como miedo al desencanto, impasible, intacto bajo el transcurrir del tiempo y la caída de las hojas, una tras otra de los calendarios, únicamente el cartel parece más viejo y cansado, arrugado y reseco , en las esquinas despegado, el cristal mucho más sucio y generoso en el polvo acumulado, en una esquina un trozo de cristal roto e impasible aquel libro esperando que alguien abra sus hojas, y lea su historia, más oscuro y apagado y sobre todo la misma escena de esta vieja y olvidada librería que un día, hace ya tanto colgó el cartel para siempre de :
                                                           CERRADO POR MELANCOLIA.    

jueves, 1 de agosto de 2019

ABU EL-HOL EL PADRE DEL TERROR (XIV ENTREGA PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES DESDE EL TERCER MUNDO)




ABU EL- HOL (EL PADRE DEL TERROR).-
Uno de los restos monumentales de esta cultura imperial de los Faraones, tan extensa, como impresionantemente rica y variada que sorprende al viajero, y atesoran las arenas del desierto Egipcio, es sin duda "La Esfinge", o como lo llaman los propios egipcios: Abu El- Hol (El padre del Terror), la misma que cuando llegaron los invasores Turcos sembró tal pánico entre sus huestes que hizo imposible que vencieran el miedo para continuar avanzando sobre el Cairo.



Para los arqueólogos y científicos expertos Egiptólogos esta gigantesca Esfinge de Guiza, tuvo su origen en la Dinastía IV, que unos atribuyen al faraón Kefrén, en tanto que  para otros la forma cuadrada de su  rostro representaría sin duda   a Keops, dato que avala la ornamentación de su corona cuya gran pirámide se puede ver desde el emplazamiento de este padre del terror.





Con una altura total de 20 metros, el terrorífico rostro de este guardián del desierto, conocido como  " la esfinge" supera los cinco.
Sea como sea su antigüedad es superior a los 4.500 años y  en lo que todos los expertos si coinciden es en que su aspecto actual difiere en mucho de como debió ser en su inicio, tal y como demuestran estudios de erosión, y pluviosidad antigua del periodo conocido como El Gran Húmedo Holocénico, que sin duda dibujarían un entorno natural muy diferente del actual desértico.

Buena parte de su color, policromía y pinturas se han perdido, pero se puede dar por acertado que el cuerpo de león estaba pintado de rojo y el tocado de la cabeza del faraón era azul, con rayas horizontales amarillas. Lamentablemente le falta parte de la nariz, según la historia destrozada por los mamelucos, así como la típica barba de faraón tan característica de las esculturas en el arte Egipcio.

En Egipto, la figura del león se asoció a los jefes tribales y más tarde a los faraones. El rey era el guardián y protector de su pueblo, al que conducía victorioso al combate contra sus enemigos. Es por ello natural que, en el pensamiento de aquellos pueblos primitivos, la figura de este animal fuera asimilada al monarca.

Por sus características, los egipcios imaginaron el león como un poderoso guardián, y por ello se lo representaba en amuletos, muebles y también en las puertas de los templos, en relieve o esculpido. Asimismo, algunos relieves del Imperio Nuevo muestran un león domesticado que acompaña al monarca en las batallas o en ceremonias religiosas. Es muy probable, pues, que la imagen de la esfinge surgiera en la mente de los egipcios como una manera de fundir la belleza y la ferocidad del león con la sabiduría del rey.


El hechizo de esta fabulosa obra de arte Egipcio, conocido como el Padre del Terror, ha influido a lo largo de los siglos sobre novelistas y escritores del género  negro, y de terror. Maestros  como Edgar Alan Poe, ambientaron sus relatos terroríficos en estos descubrimientos, en ocasiones trasladándolos al interior de los museos, y calles inglesas.





 La atracción de las momias, el misterio de la Esfinge, las Pirámides y sus terroríficas maldiciones, entre otros suponían un escenario ideal para la creación literaria del género.
Poe supo trasladar en  sus relatos de terror con una indudable ambientación, y conocimiento de la cultura egipcia, de la mano de la narrativa gótica propia de la época, toda la parafernalia de los espíritus, maldiciones, seres llegados del más allá, ultratumbas y momias que tomaban vida tras resultar saqueadas sus tumbas, y recintos más sagrados, como eran las salas mortuorias ocultas durante siglos en el interior de sus pirámides, cuyo misterio de construcción en aquella época resultaba totalmente inexplicable. 



En abril de 1845, Some Words with a Mummy, de Edgar Allan Poe, fue publicado en el American Review: A Whig Journal. Este curioso relato narra cómo un grupo de historiadores reviven a una momia que lleva muerta cinco mil cincuenta años para interrogarla.

La fascinación por esta expresión casi mística del terror ambientada en el Antiguo Egipcio, alcanza su máximo esplendor en las maldiciones cumplidas sobre los saqueadores de tumbas y arqueólogos Napoleónicos que consuman el expolio sacrílego de los que se rodea el emperador Napoleón en sus conquistas Egipcias.

La esfinge provoca el miedo entre los vivos, es un aviso, un guardián, y sin duda una amenaza y una advertencia a los que se acercan llenos de codicia y con total desprecio hacia las doctrinas y creencias religiosas y el más allá, por lo que se adivina en su profunda esbeltez y majestuosidad el mensaje y advertencia espiritual ante los profanadores sacrílegos ávidos de riquezas terrenales. Sin duda ejerce una labor de vigilancia constante sobre el espíritu codicioso de los vivos, al tiempo que sugieren a los violadores de tumbas el castigo.
Angel Utrera


sábado, 27 de julio de 2019

SONRISAS DE LA CALLE-NIÑOS DE EGIPTO (XIII ENTREGA PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES DESDE EL TERCER MUNDO)



Niños de Egipto .LA SONRISA DE LA CALLE.-
En el recorrido que el turista occidental realiza por este rey de los ríos como es el Nilo, que a lo largo de casi mil seiscientos quilómetros da vida a este desierto que es Egipto fuera del Valle que conforma este Nilo, hasta su desembocadura en el mar Mediterráneo, en la enigmática y exótica Alejandría, la ciudad que fundara Alejandro Mago, y por la que   Griegos y Romanos, extenderían el poder de su imperio, siglos más tarde, nos encontramos como no podía ser de otra forma, con la sonrisa franca y el desenfado de los niños, esos locos bajitos, que te miran con los ojos abiertos de par en par llenos de una infinita curiosidad, un cierto grado de timidez, y la alegría lógica del que nada tiene, pero nada envidia, porque nada necesita, a pesar de que carece de todo.







Los hemos visto durante estos días; jugando como cualquier otro niño del mundo mundial , bañándose en las aguas del Nilo, bajo un sol de justicia, acudiendo al colegio de la mano de su madre o padre, en grupos escolares llevados por sus maestros a visitar templos, pirámides y otros monumentos, vendiendo baratijas en las calles sucias y polvorientas, sentados a las puertas de sus casas, mas chabolas que otra cosa, entre perros famélicos que no tienen ni fuerzas para incorporarse a nuestro paso, y que nos miran con ojos desmayados y gesto cansino.

Cientos de niños como cualquier otro porque la globalización tiene eso, de bueno o de malo, quien sabe, que les hace olvidarse de sus costumbres, y sus días a día y soñar enfundados en una camiseta roja del Liverpool, con Mohamed Salah, mientras juegan al futbol en cualquier plaza, y le hacen regates a la miseria, la pobreza y el hambre. Tan solo son niños, y por cierto tristemente hay muchos, con la mano extendida en cualquier esquina de cualquier calle, o en los bazares, o llevando una carreta cargada de fruta o cachivaches de la que tira un pollino escuálido.


Sin duda, los grandes perdedores de esta sociedad de la nada, militantes de una vida sin esperanza ni sueños, en la que tienen que crecer deprisa para morirse antes, y a pesar de todo los pesares te miran y te sonríen tímidamente, e incluso los más atrevidos te preguntan tu nombre y de dónde vienes.
Angel Utrera    

sábado, 13 de julio de 2019

EL MILAGRO DE VIVIR-VIVIR DE MILAGRO (XII ENTREGA .REFLEXIONES Y PENSAMIENTOS DESDE EL TERCER MUNDO).


A menudo, uno se pregunta porque las acciones más simples, las más sencillas que rutinariamente repetimos cada día dejan de resultarnos fáciles y se convierten en un insoportable calvario.
Tomar el pomo de una puerta para abrirla y entrar o salir de una habitación a otra resulta un acto simple, que requiere tan solo  un mínimo esfuerzo, sin destreza ni aprendizaje tan siquiera, que cualquier niño es capaz de hacer con relativa facilidad al segundo intento .




Pero, se han parado a pensar alguna vez lo que supone para una persona discapacitada?
Para alguien en silla de ruedas, o con la necesidad ineludible de moverse con la ayuda de unas muletas este sencillo acto exige de toda su concentración y un considerable esfuerzo en el que pocos reparamos.





Pensemos ahora, por un instante, en el caso de personas privadas de vista, oído o tacto  hay cientos, miles de acciones cotidianas que para el normal de los mortales no es nada; ver la televisión, usar un móvil, leer un libro, escuchar música, pasear por el campo, asearnos, etc. Toda una serie de pequeñas acciones en las que no reparamos y hacemos mecánicamente, por lo que ignoramos lo magnificas, lo imponente que son, porque afortunadamente ninguna limitación física nos impide realizarlas y no suponen apenas esfuerzo ni generan cansancio pero que; cuántos de nosotros no puedan hacer sin la ayuda de otros?. Cuantos han perdido la capacidad de hacerlos autónomamente, por si mismos, y dependen de alguien para seguir normalmente viviendo en este día a día?.



Acaso por rutinario, podemos dejar de considerar como un pequeño gran milagro que el simple acto de girar la manilla de un grifo haga brotar agua   a satisfacción.?

Porque no nos paramos a pensar que hay detrás de este gesto tan sencillo, tan común para la inmensa mayoría de algunos de nosotros, pero tan extraordinario y vital como para morir por ello en una buena parte de nuestro planeta azul .




Pulsar un pequeño interruptor y que la luz eléctrica ponga fin a la oscuridad de las tinieblas .

Subirnos en un colosal aparato de acero, hierros y cables de acero, con miles, millones de pequeñas ínfimas conexiones, micro chips, memoria digital, inteligencia artificial que lo controla todo como  si de diminutos y juguetones demonios sin cuernos ni rabo se tratara, y que al despertarnos de nuestra placida siesta estemos a cientos, miles de kilómetros de distancia de nuestro hogar, entre gentes desconocidas que no entendemos porque hablan una lengua diferente a la nuestra, en tan solo unas horas.


Sentir hambre y como sin darnos cuenta, dirigir nuestros pasos a la cocina, abrir nuestra bien aprovisionada nevera y preparamos un suculento manjar,  que acompañamos con una agradable cerveza bien fría. 
Al cabo del día, en una semana, en un mes, quien no ha repetido cientos de veces estos en si actos extraordinarios, y en los que ni tan siquiera reparamos, porque los hacemos rutinariamente ya.



Poder estar en contacto y escuchar la voz, como si los tuviéramos a unos pasos, de nuestros amigos y seres queridos de los que nos separa la distancia, en ocasiones incluso  las profundas aguas de algún océano, y tan solo con un pequeño aparato que cabe en un bolsillo de nuestro pantalón. Resulta un autentico prodigio, un milagro en sí mismo.

Recuperar la imagen perdida en el pasado de nuestros seres más queridos ahora ausentes tal vez ya para siempre, gracias a una pequeña cartulina en la que se impresionó una fotografía, en blanco y negro, o como ahora en colores.


Poder sumergirnos de lleno durante un par de horas en el mundo de la fantasía y adoptar el papel de aquel personaje que no somos, pero nos hubiera gustado ser para vivir su vida, gracias a esa fábrica de sueños que nos reglaron aquellos hermanos Lumieres, el séptimo arte, el cine.

Todos ellos actos a los que sin embargo no damos importancia, y nos parecen normal su uso hasta el abuso  y en ocasiones el aburrimiento, porque la monotonía forma parte consustancial de nuestro ser de humanos, vulgares, insípidos, traslucidos y transparentes.


Pero qué pasaría si de repente un día despertamos y todo este cúmulo de inventos mágicos ha desaparecido?. Te imaginas una vida en la angustia de la oscuridad cuando el sol se haya puesto?. Qué pasaría si al abrir el grifo no saliera agua?. Y si tuviéramos hambre y no pudiéramos tirar de la manilla de la nevera, porque no hay tal cosa, ni alimentos para alimentar nuestro cuerpo?. El frío se apoderaría de nuestras vidas, la incomunicación nos obligaría a buscar el contacto directo con los más cercanos a nosotros, el olvido caería para siempre sobre los que se marcharon.

De vez en cuando hacer este tipo de ejercicios es muy sano, y ayuda a valorar lo que nos sobra, todo lo que tenemos y que seguramente no necesitamos.


Valoremos pues, lo que no nos han quitado porque si lo perdemos, estaremos perdidos.