martes, 29 de diciembre de 2009

GREGUERIAS.


Al principio fué la luz,

después, se nos fundieron los plomos.


Dime con quien andas

y te diré de que pié cojeas.


Entre tu y Yo

solo cabe el tiempo.


La nostalgia es el recurso de los viejos

para no olvidarse de seguir viviendo.


Abrazame hasta que se rompa

el vacio del silencio.


En el origen fuè el huevo

y con el tiempo todo empezò

a costarnos un huevo.


Hizo bufffff

y se desinfló.



(O mais grande entrelos grandes mestres destas pequenas reflexions, chamadas "Greguerias", foi sen dúbida Ramon Gomez de Laserna, eu son un admirador e alumno, e velai tedes algunhas das miñas, por soposto non pretenden nada, so reflexionar sobre cousas cotians, con bo humor, e mesmo ironia).

miércoles, 23 de diciembre de 2009

INFINITO PLUSCUAMPERFECTO



Una linea infinita más allá del horizonte


pluscuamperfecto del tiempo.


Un gemido, un grito, un silencio


los otoños del bosque


o el abrazo cuerpo a cuerpo,


Subjuntivo preterito.


Manos entrelazadas en las arrugas del cielo


dos lagrimas secas en el camino del miedo


otra linea paralela,


enemiga, distante, eternamente ausente,


ni secante ni tanjente.


Imperativo.


El triangulo divino de la mente ,


palabras inertes,


tan solo tiempos verbales


ni pasado, ni presente


carencias de futuro, rendicion ,engaño


dolor de parto ante la muerte.



Seguir tan solo unos pasos, hacia la nada


buscando los senderos olvidados lentamente.


Futuro imperfecto.


Vacio profundamente incierto, que te arrastra


te confunde y te somete.


Infinito pluscuamperfecto ciertamente.

jueves, 17 de diciembre de 2009

OJOS TRISTES


Ojos tristes

de verde limon

de cristales de aceituna

de aromas de amor

y noches sin Luna.

¿Dónde te fuiste?

Ojos tristes

de amargo sabor

en hierba y escarcha

¿Dónde escondiste tu aliento?

Ojos tristes

de caramelo y biznagas

de fuente de los remedios

de noches y madrugadas.

¿Dónde dejaste olvidado

el brillo de tus entrañas?

Ojos tristes

de làgrimas saladas

de silencios y adioses

de despedidas y llegadas.

¿Dónde quedaron tus huellas

de miradas ¿

¿Dónde tus pisadas de viento

y abrazos de enamorada? .

SI UNA NOCHE DE INVIERNO UN VIAJERO......LA CONTINUACION



Amigo viajero,
si tras un día triste,
o una noche helada,
cansado de caminar,
te acercas hasta su puerta,
y deseas entrar:
Llama.

Quizás dentro,
hacía tiempo,
que esperaban tu llegada.

Podrás compartir de nuevo,
las charlas animadas,
y sentirás en el pecho,
renacer las esperanzas.

Y volverás a encontrar,
la alegría en sus ojos,
y te asomarás a los sueños,
compartidos en miradas.

Y recobrada la calma,
si miras por la ventana,
tras los cristales,
verás los horizontes
que antes se te ocultaban.

Y saldréis juntos al río de la vida,
que todo entero,
a los dos,
para que lo viváis,
os aguarda en la mañana.

Gelu

(Respuesta de Penelope, Gelu, a mi poema de hace unos dias....."Si una noche de invierno un viajero". Como creo que la poesia debe ser interactiva, y reciproca como acto de desnudez de los propios y mas intimos sentimientos del hombre, creo que resulta oportuno, interesante e instructivo, ademas de que el poema de respuesta de Gelu, tambien se lo merece, traer aqui este post. como continuacion de aquel poema.

Saludemos pues la generosa oferta de penelope, y su hermoso poema dedicado a mi viajero estigma.)

jueves, 10 de diciembre de 2009

Puesta de sol sobre las nubes, desde un aviòn que sobrevolaba el espacio intermedio entre la tierra y a nada del cielo....

Me desperté otra vez,

como en un sueño

buscando la tibieza de tu cuerpo

el olor de tu presencia en mi almohada

el hueco de tu espalda en el vacio,

tu mirada.

Me despertè otra vez

asi sin quererlo, en el silencio

de la primera madrugada

buscando en el recuerdo

el perfume violeta de los nardos

la linea difusa del horizonte

el verde de los prados

el agua de la fuente

las gotas de lluvia entre mis manos.

Me despertè otra vez

y tan seguro estaba que te fuiste

que ni siquiera llorar me consolaba

solo sé que una sombra negra me envolvia

que el mar ya no era salado

que la arena del desierto no existia

que la nada en el futuro me esperaba.

Me despertè gritando por la ausencia

de tu risa encadenada

por el deseo perdido de los desnudos cuerpos

por el dia gris y la noche en luna de sangre derramada

Y ya nada volvió a ser como era antes,

ni siquiera la certeza

de que ya no estarías para mi

escondida entre las cenizas de aquella

arboleda esquiva en que dormias.