sábado, 25 de febrero de 2012

SEARA.........CANDO A PALABRA É POESIA.-XOSE VAZQUEZ PINTOR.





SALOMÉ SOUTELO - Agolada Aínda que a presentación oficial de Seara é hoxe (20.30 horas) no Museo Ramón Aller, o seu autor, Xosé Vázquez Pintor, quixo facer onte unha pre-estrea da obra na súa Casa do Vila, en Quián (Carmoega, Agolada). Foi neste lugar onde Vázquez Pintor aprendeu os xogos infantís da aldea "e onde me nutrín da vida", onde chegou á adolescencia e onde lle gustaría reencarnarse e vivir para sempre. Este sentimento nin é alleo a outros autores (Castelao dicía que "Se sodes sentimentais, comprenderedes a miña emoción, porque a vila natal non é como todas as vilas") nin ó común da xente (un veterano amigo de quen isto escribe, con 91 anos cumpridos, afirma que "non hai nada peor que nacer en mala terra, porque vas querer permanecer nela para sempre").
Pintor, ademais de demostrar a súa veneración pola casa dos seus antergos, tamén a deixa por escrito, para que perdure. Fíxoo en Banzados, publicado por Espiral Maior, quen tamén se encarga da edición de Seara. "Banzados resposta a unha débeda que eu tiña con Quián: Escribir sobre o mundo labrego, a falta de cariño polo retorno á aldea e a permanencia nela". É, tamén, unha denuncia á ameaza dun encoro que planeou sobre Carmoega nos anos 50 e que finalmente se construiu en Portodemouros, salvando así o enclave do Sobreiral e outras paraxes coma o Balcón das Peniceiras ou Castro da Devesa, un castro de ribeira sobre o que antano se cultivaba.
Vázquez Pintor confesa que non "consigo escapar da poesía". Pero iso non lle impide rememorar a Quián a través da narrativa. Así o fixo con Máis vidas, no que rememora xogos infantís cos animais domésticos e salvaxes ós que quere pedirlles perdón por algún que outro momento de crueldade.
Pero voltemos ás estrofas. Parte dos poemas de Banzados aparecen en Seara, igual que doutros sete poemarios como Rotación violeta e ademais dous libros inéditos: Anuncian aves e Os versos do zapateiro. Oprimeiro comezou a tomar forma en xuño de 1991 cando, con motivo da inauguración da Casa de Cultura de Agolada (o antigo concello) Vázquez Pintor montou unha exposición artística. Unha noite, pechouse no recinto para adicarlle un poema a cada unha das 40 pezas. Este xeito de inspiración continuaría durante varios anos, ata chegar a 74 composicións. Hoxe, na presentación do museo, algúns destes poemas serán lidos polo autor, en especial os adicados a cadros dos que o autor xa está falecido. En canto a Os versos do zapateiro, de novo Vázquez Pintor xoga co sentido das palabras. Se Seara é un libro comunal no que participan todos, igual que na terra que abastece de pan, o escritor de Quián confesa que "os zapateiros traballan por encarga, e eu fun realizando estes versos tamén por peticións", como a epístola a Balbino, o protagonista de Memorias dun neno labrego, con motivo do 50 aniversario da súa primeira edición.
Non é a primeira vez, nin a segunda, que Vázquez Pintor se lembra dos oficios tradicionais. Na súa traxectoria escribiu ata tres libros etnográficos sobre esta cuestión, entre os que figuran Os vellos oficios. Porén, o seu libro non favorito, pero quizais o máis querido, é o primeiro, Gándaras, o único que ten limiar e que, ademais, está asinado por Daniel Varela Buxán

(ARTGIO DE SALOME SOUTELO, PUBLICADO NO FARO DE VIGO DO 24/02/2012, co gallo da presentacion do ultimo libro de Poemas de XOSE VAZQUEZ PINTOR, SEARA, que foi presentado onte no Museo Ramon Aller, de Lalin, polo editor e o autor).

miércoles, 15 de febrero de 2012

SI PUDIERA,,,,,,,,,,,,,,



Si la luna fuera una hechicera;
si pudiera;
y el reflejo de las olas inventadas
una quimera, un sueño.




El mensaje de las sombras
seria azul.
Tan azul como la línea del horizonte
borrosa compañera
de mis noches en blanco y negro.
Si la ternura de un beso;
si pudiera;
envenenado de cicuta
en copa de hielo
fuera néctar de amapolas,
yo seria tu amante en el infierno
me arrastraría entre el fango del pasado




Y si pudiera
abriría la ventana de entre los muertos recuerdos
para escapar volando
como Icaro con alas de cera
derritiéndome en el fuego de tu vientre
cuando te amo
te abrazo y me retienes.
Si me dejaras quererte y me quisieras
Si pudieras;
Como un diamante; duro, frío, inerte o raro
tan valioso seria, en ocasiones.
O tal vez, sería como cualquier canto rodado del
río que nos lleva de la mano.




Si pudiera y me dejaras
repetiría el sonido intermitente de la música
escucharía el lamento del tiempo
pintaría de colores el susurro de las flores
escondería el aullido del viento
Y enjugaría las lágrimas perdidas de los ausentes

Si pudiera recordarlas
cantaría mis canciones infantiles sin recato ni sosiego..
Si pudiera ;
atraparía el momento de la vida en que me duermo
para siempre eternamente
con mi cámara de fotos inexistente..



.

lunes, 13 de febrero de 2012

AQUELLA VIEJA SILLA DE ENEA JUNTO A MI VENTANA.....





La vieja silla de enea
descansa en el rincón del olvido
junto a la ventana del pasado.
El aroma mágico del café recién molido
del azúcar quemado y la canela en rama
del arroz con leche cocido y derramado,
impregna de vacíos mis recuerdos
de una infancia ya olvidada
y me sirven de acompañamiento
en esta sinfonía de sombras borrosas
y nostalgias de otros tiempos
recobrados del silencio en el que vago.
Incapaz de reconocer lo que siento
no puedo ver, ni oír el lamento del viento
tras la puerta cerrada del pasado
en que me encierro.
Y así, sin excusas ni esperanzas
me voy convirtiendo en algo inerte,
una pesadilla, un mal sueño
en tanto que el olor rancio a madera verde
y vino añejo
a óxido salado de hierro viejo
y tierra mojada
me cierran las puertas del cielo
que abiertas al viajero
en una noche estrellada de invierno
se ofrecen en posada, de este presente,
como una silla vieja de enea apolillada
en un rincon oscuro de mi mente.

martes, 7 de febrero de 2012

Y DE REPENTE.................





Y de repente
borraste de mis silencios el miedo
con el arrullo del verso
que huele a sombras y duelo,
que sabe a locuras doradas
de noches entre tus brazos de fuego.
Y de repente me descubriste
y me vi en ti, como hembra dulce
que vive en deuda de sangre
enredada en los recuerdos del amante,
abandonada al hielo de la noche
al rocio del alba.
Y de repente la cinta de plata que recorre
el vientre de madre preñada en que perderme.
Y de repente el sueño que nos engaña
y nos dejamos ir hacia la nada
el uno en el otro
entrega amarga de otro tiempo
sin ayer y sin mañana.
Y de repente blanco y negro
mano a mano
azul y raya como un destello, despertarse.
Y de repente desaparecen
las arenas ardientes de la playa en que me vierto
y entre tu y Yo tan solo;
el destierro de las palabras
las miradas perdidas
las mentiras, los reproches
el amor muerto .
Y de repente la noche
Y de repente el vacio
Y de repente el hastio
Y de repente el odio, el rencor, el temor.
Y de repente y sin mas remedio que espalda contra espalda
ya nos nos queda sino la nada.