miércoles, 11 de julio de 2012

LA PROFECIA AUTOCUMPLIDA O EL EFECTO PIGMALION...

 Imagínate que vives en un pueblo pequeño como el nuestro. Un dia la señora Dolores de edad madura, que tiene dos hijos,de 20 y 16 años.
Está sirviéndoles el desayuno y tiene una expresión de preocupación.

Los hijos le preguntan qué le pasa y ella les responde:

- No sé, pero he amanecido con el presentimiento de que algo muy grave va a sucederle a este pueblo.
El hijo se va a jugar al billar, y en el momento en que va a tirar una carambola sencillísima, el otro jugador le dice:
- Te apuesto un peso a que no la haces.
Todos se ríen. El se ríe.

 Tira la carambola y no la hace. Paga su peso y todos le preguntan qué pasó, si era una carambola sencilla, y él contesta:
- Es cierto, pero me he quedado preocupado de una cosa que me dijo mi madre esta mañana sobre algo grave que va a suceder a este pueblo.
Todos se ríen de él, y el que se ha ganado su peso regresa a su casa, donde se encuentra con su madra y feliz con su peso le dice :
- Le gané este peso a Dámaso en la forma más sencilla porque es un tonto.
- ¿Y por qué es un tonto?
- Porque no pudo hacer una carambola sencillísima, según él preocupado con la idea de que su madre amaneció hoy con el presentimiento de que algo muy grave va a suceder en el pueblo.
Y su madre le dice:
- No te burles de los presentimientos de los viejos porque a veces se cumplen.
- Una pariente que estaba oyendo esto va a comprar carne y le dice al carnicero:
- Deme un kilo de carne, y en el momento que la está cortando, le dice:
- Mejor córteme dos kilos, porque andan diciendo que algo grave va a pasar y lo mejor es estar preparado

 El carnicero despacha su carne y cuando llega otra señora a comprar un kilo de carne, le dice:
-Mejor lleve dos porque hasta aquí llega la gente diciendo que algo muy grave va a pasar, y se están preparando y comprando cosas.
Entonces la mujer responde:
-Tengo varios hijos, mejor deme cuatro kilos.
Se lleva los cuatro kilos, para no alargarme demasiado os diré que el carnicero en media hora agota la carne, asi que mata otra vaca y vende toda la carne rapidamente,
Llega el momento en que todo el mundo en el pueblo, está esperando que pase algo. Se paralizan las actividades y de pronto a las dos de la tarde alguien dice:
-¿Se han dado cuenta del calor que hace?. Esto no es normal.
- ¡Pero si en este pueblo siempre ha hecho calor! Le dicen los demàs
- Sin embargo, dice uno, a esta hora nunca ha hecho tanto calor.
- Pero hombre responde otro a las dos de la tarde es logico que sea cuando hace más calor.
- Sí, pero no tanto calor como hoy.

 - En el pueblo todos están alerta, y cada vez mas nerviosos y la gente mas asustada ha dejado la plaza desierta
- De pronto un pajarito se posa sobre la fuente, ràpidamente se corre la voz:
-
- Hay un pajarito en la plaza. Y viene todo el mundo espantado a ver el pajarito, como se moja en la fuente de la plaza del pueblo .
-
- Pero señores, dice uno siempre ha habido pajaritos que bajan aquí.
-
- Sí, pero nunca a esta hora. Esto no es nada normal, empiezan a murmurar y corroborar unos y otros, algo esta pasando desde luego, es ya voz populi.
- Llega un momento de tal tensión para los habitantes del pueblo, que todos están desesperados por irse y no tienen el valor de hacerlo.

- Yo me voy antes de que pase algo grave, grita uno. Yo me voy tambien corrobora otro, y otro, y oro mas…..
-
Agarran sus muebles, sus hijos, sus animales, los meten en una carreta y atraviesan la calle central en desbandada, donde todo el pueblo los ve escapar, sin saber que hacer.
- Hasta que todos, uno tras oro toman la misma decisiòn.
-
-Si éste se atreve, pues nosotros también nos vamos.
- Y empiezan a desmantelar literalmente el pueblo. Se llevan las cosas, los animales, todo, y huyen atolondradamente y despavoridos..
-
- Y uno de los últimos que abandona el pueblo, dice:
- - Que no venga la desgracia a caer sobre lo que queda de nuestra casa y nos maldiga hasta la eternidad , es mejor eliminar cualquier resto de maldición y calamidad y entonces la incendia y otros siguiendo su ejemplo, por si acaso incendian también las suyas.
- Huyen en un tremendo y verdadero pánico, como en un éxodo de guerra, y en medio de ellos va la señora que tuvo el presagio, le dice a su hijo que está a su lado:¿Viste hijo, que algo muy grave iba a suceder en este pueblo?..........
-
- Esto es lo que en sociología llaman:
-
- "La Profecía Autocumplida"
-
- O
-
- “El Efecto Pigmalión”
-
Publicar un comentario