lunes, 14 de febrero de 2011

MI INFANCIA SIN MI...."RECUERDOS"





Mis recuerdos infantiles son de fresa y chocolate
De bamba de crema y chicle bazoka.
Mis recuerdos infantiles se pierden
entre las hojas arrugadas del TBO en blanco y negro
los dedos manchados de tinta y tintero
y en los bolsillos, agujeros, y un pañuelo
siempre sucio de sangre seca y mocos.
Mis recuerdos infantiles son de aromas inconfundibles;
el olor a desinfectante barato de cine de barrio
de sesion doble y de a peseta.
La leche hirviendo derramada sobre el fuego.
La colonia sobre el pelo, que nos echaba mi madre,
lilimento para golpes y dolores
la mercromina en las rodillas heridas.
Mis recuerdos infantiles son de carámbanos de hielo
colgando de los caños secos de la fuente del Triunfo,
pantalón corto y bicicleta ,
patio de colegio, canicas de barro y vidrio de colores.
Mis recuerdos infantiles se confunden con las notas musicales
de la canciòn del Cola Cao, en radio de caja de madera apolillada
y vapores de cocina en cacerolas de caldo y potaje de garbanzos o
lentejas escogidas una a una sobre la mesa con su mantel de hule de colores.
Mis recuerdos infantiles corren tras la pelota de cuero viejo y gastado;
Mi padre en la porteria; dos piedras son los postes y por larguero el cielo
y de fondo las encinas del monte.
Dias de fiesta en familia y comida al aire libre;¡ tan felices, como escasos¡.
Mis recuerdos infantiles son de sombras y miedos
de pecado y castigos terrenales,
de condena eterna en tormentos infernales y fuegos diabolicos.
Mis recuerdos infantiles pasan ante mis ojos
en silencio, a oscuras siempre, como de puntillas y sin molestar
tan solo como uno mismo.
Mis recuerdos infantiles son de escapadas, huidas de todo y de todos.
Tan arriba como las nubes,
Llegar cada vez más alto , un paso tras otro entre los senderos del tiempo.
La montaña por amiga, en la que perderme, con la que fundirme
el aire helado que te deja sin aliento, la nieve, el viento por compañía.
La Sierra Nevada,
y Yo con chirucas y mochila conquistando el firmamento.
Y el chirrido del tranvía del Trevenque.
Mis recuerdos infantiles son nostalgia de otro vida ya lejana
de una vida transcurrida en un instante, un segundo apenas,
o quizàs tan solo un sueño….
Publicar un comentario