lunes, 12 de diciembre de 2011

LA VENTANA TRANSPARENTE DEL OLVIDO.


Te añoro en la ventana transparente del olvido
desde la que he soñado mirarte sin recato
con cariño, con lujuria y avariento de tu risa
dulcemente y sin mentiras.
Te invento lentamente de entre las brumas de los
recuerdos perdidos, y como una letania, me repito:
desnudarte lentamente
tan temprano, tan sin miedos
y recorrer tus caminos
como la primera vez que nos entregamos
de arriba a abajo
de frente a frente, en un cuerpo desconocido
tan amado, como incierto.
Y asi, poco a poco en una vida
nos descubrimos,
en el calor del abrazo
en la pupila sin brillo
en el sabor salado de unos besos
entre sabanas y adioses
entre palabras calladas
de alguna lagrima y muchos remilgos
en este huerto de secano
que es la ausencia.
Publicar un comentario