jueves, 30 de octubre de 2008

EL TUNEL DEL TIEMPO

Detras de la puerta
no existe; sino el silencio.
Encamino mis pasos cansados
hacia las sombras del tiempo umbrio,
envuelto en gotas de agua
como crisalida en su capullo encriptada.

El óxido del abandono y del olvido
cubre la nostalgia del fracaso
como una fina escarcha en la madrugada
de otoño timido.
Y siento como el miedo
lo inunda todo, avaricioso.
Aqui y alla,
esparcidos cristales opacos,
en trozos quebrados,
como recuerdos de vida rotos,
crujen en armonico lamento bajo mis botas de hierro.


Gotas de sangre seca y restos de una esperanza
ya perdida.
Al final del pasillo sin embargo
aguarda la nada, y tras la puerta rota
no existe mañana.
El viento que se cuela entre las hojas muertas
de los sueños , me recuerda que ya es hora
y sin mirar atras,
abandono la posibilidad de una isla
donde salvarme de este naufragio .
De este túnel se sale inevitablamente
por donde entraste aquel dia,
porque la unica salida

es la muerte.





Publicar un comentario