sábado, 17 de septiembre de 2011

TRANSPARENCIAS......



En ese momento un indescriptible escalofrio me recorriò de pies a cabeza.
Apoyado contra el tronco de un roble, apenas se distinguia a una mujer.
No intentarè siquiera hacer el mas minimo intento por describir con palabras huecas, el sentimiento que alimentò en aquel instante aquella menuda sombra, tan inquietante, como borrosa, cuando la vi alejarse por el sendero entre las transparencias tibias de la tarde .
No era miedo a no recuperarla, sino tana solo un lamento, un reproche, un gemido quizas inaudible, surgido de las mismas entrañas del instinto animal que me domina y reprochaba su ausencia definitiva.....
Publicar un comentario