viernes, 4 de mayo de 2012

Y LLUEVE SOBRE MOJADO



Llueve sobre mojado¡¡¡
Sale el sol entre la niebla del sueño
timidamente, suave
como sin querer, queriendo
sin molestar al invierno
en el que estamos
de escarcha, silencio y negros presagios
lloviendo sobre mojado.

Y llega el dolor y la ausencia
la ternura y el olor agrio
como la caricia de los besos de una madre .
Pidiendo permiso por la intromisión
el Arco Iris  exhibe su encanto
hechizo de pintor loco
del presente y del pasado.

Y los pasos de un gato
sobre  el tejado
de tejas de barro, roto
mientras llueve sobre mojado.
A o lejos las risas del juego
escondido en la memoria :
A la llevas, las canicas, a policias y ladrones.
El Yo niño pisando aquel charco
con mis botas de “gorila”
y pantalón corto de estreno.
La fuente seca en silencio
Las manos en sabañones preñadas
de guantes de lana sucia
en agujeros generosamente, enfundados.




Y sigue a llover, lloviendo sobre mojado
Mientras que cambio cromos
en blanco y negro
de indios y de vaqueros
de futbolistas tan raros
que nunca encuentro
y pasan de mano en mano
grasientos, arrugados.
Como sigue pasando el tiempo
gano a grano
Lo mismo da que sea primavera
o tal vez verano
Porque siempre, una vez tras otra
Llueve sobre mojado.

Publicar un comentario