miércoles, 2 de noviembre de 2011

AS PORTAS DO CEO.









Brujeando al otro lado del espejo, en las miradas de Manuel Casadiego, y de Mirian, me he reencontrado con una de mis recurrentes paranoias en este paraiso perdido de los sueños que intento atrapar en un instante con el clic de mi camara, las puertas del cielo, tras las que se encierran tantas y tantas historias de amor y odio, encuentros y desencuentros, risas y lagrimas, ...a vida a seguir, de los que se fueron.
Y como fondo musical, fundido en negro estas palabras mias, en poema de otro tiempo.

SI UNA NOCHE DE INVIERNO….


Si una noche de invierno
un viajero
se acerca hasta tu puerta
pero no llama.
Si una noche de invierno
la lluvia no golpea en tu ventana
Si una noche de invierno
el fuego de las llamas no calientan
y el silencio no te habla.
Si una noche de invierno
te levantas y miras a lo lejos
sin poder ver la distancia
de la que te separa el tiempo de la nada.
Si una noche de invierno
desnudo y solo
te encuentran sentado
en la escalera de tu casa
sin nada que ofrecer al que ahora llega.
Si una noche de invierno
un viajero
te encuentra derrotado.
Si una noche de invierno
solo fuera una mentira.
Entonces compañera, amiga amada
mirame, asi en calma
y repite hasta el hastio:
nada existe,
nada hay tras las rejas oxidadas del balcón de mis sueños
tan sólo el páramo, la estepa hostil
el cauce helado del otro lado
del río de la vida.


Publicar un comentario