sábado, 19 de noviembre de 2011

PENSAMIENTOS DEL HOMBRE DE AGUA.





El hombre aquel
hombre de agua sin sombra
camina en silencio.
Sabe que se le escaparon las palabras
entre sus manos gastadas
y ya no es tiempo de espadas.
Las esconde en los bolsillos agujereados
como avergonzado ,
buscando el calor humano
que nadie ofrece.
La palabra ausente
El silencio como compañía màs ìntima
Recreandose en la ausencia de recuerdos
entre el vacio empedrado de las plazuelas
y los callejones impregnados de orines y susurros
de amores enrejados,
el hombre de agua deambula como un borracho
sin rumbo ni destino
porque no tiene a donde ir
y le da lo mismo.
Piensa, y se extraña ante la nada de las calles,
se limpia la nariz con un pañuelo de papel arrugado
arrastra sus pies esquivos
y no siente nada.
Finalmente, invisible
toma conciencia de que
ya no existe .
Terminò su tiempo de estancia
en transito hacia la nada eterna.
El hombre de agua
suspira, cierra los ojos y se duerme
dulcemente en un instante.
Como hoja de Arce
seca, de Otoño, y noche alquilada
entre sabanas sucias
y colchones gastados. .
Publicar un comentario